Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

Nadine Boughton propone el arte del collage como reivindicación feminista

Los magazines 'men's aventure' de los años 50 y principios de los 60, y las revistas de decoración de la misma época, conforman los fotomontajes de la norteamericana.

Publicado: 29/08/2016

La represión sexual, la dominación masculina, la guerra o la 'caza de brujas' en la era McCarthy, son los temas predilectos de la norteamericana Nadine Boughton, psicóloga de formación, profesora de fotografía y escritura creativa, que utiliza el fotocollage para arrojar luz sobre los mecanismos de la psique en el sexismo contemporáneo, y cómo la cultura, en general, es un reflejo de nuestros pensamientos y deseos más profundos. La neoyorquina propone un marco artístico para adentrarse en el estudio de la desigualdad social del sexo.

Como fuente de inspiración, parte del arte pop y de las manifestaciones populares, los magazines de aventura para hombres de los años 50 y principios de los 60, y las revistas femeninas, de la misma época, que a su vez emplea como material de base con la intención de crear nuevas narrativas. Un arte que rescata las viejas formas de la célebre obra de Richard Hamilton, 'Just what is it that makes today's homes so different, so appealing?' ('¿Pero qué es lo que hace a los hogares de hoy en día tan diferentes, tan atractivos?'), convertida en manifiesto del pop británico y de la cultura de masas. “Reúno fragmentos de la memoria, escaneo ilustraciones vintage y compongo fotomontajes digitales que sirven para desvelar temores primitivos”, comenta la autora del serial 'True adventures in better homes' ('Verdaderas aventuras en los mejores hogares'), haciendo hincapié en que su auténtico interés reside en “la imagen de la mujer, la ilusión de la seguridad, la comida como objeto de deseo, el confort o valores nacionales”.

Su obra es una colisión entre dos mundos, el doméstico, un espacio que incluso pasada la mitad del siglo XX seguía siendo de dominio femenino, y el bélico, un lugar histórico para el hombre. Los cuentos espeluznantes de viajes exóticos, hazañas audaces o los conflictos con animales salvajes, pertenecientes al último género de ficción pulp, coloquialmente conocidos como 'armpit slicks' o 'men's sweat magazines' ('el sudor de los hombres'), que giraron en torno al androcentrismo, se postulan, en el trabajo de Boughton, desde una visión crepuscular del 'macho pulp'. Cercanos a la estética 'camp' por sus connotaciones grotescas y xenófobas. Bellas damiselas, con curvas de vértigo, próximas a la ilusión de la pin-up, aparecían desesperadas y acaparando portadas en escenarios peligrosos, amenazadas y torturadas por los señores del mal.

Primero los nazis, luego los comunistas. Los villanos, capaces de empuñar las barbaridades más atroces, se enfrentaban en luchas encarnizadas con ciudadanos de a pie elevados a héroes 'yanquis'. La pregunta latente de la artista, si la cosificación sexual de la mujer que fue fundamental para la construcción de un concepto de masculinidad centrado en una agresiva heterosexualidad, sigue vigente en la actualidad. “La nostalgia es un hilo conductor con el que vislumbrar la oscuridad que habita en los placeres de la vida moderna”, afirma la fotógrafa.

La tensión de los opuestos, los patios soleados y las casas impolutas, decoradas conforme a patrones de interiorismo y diseño dictados por el 'american way life', contrastan para fundirse con la fauna de una jungla hostil. “En este contexto surge como un iceberg el subconsciente colectivo que se esconde tras la apariencia”, apostilla Boughton, mientras acentúa “la relevancia de la metáfora, en cuanto lenguaje simbólico, para la evolución de los estudios de género”, concluyendo que “la mejor manera de conocer el papel que hemos desempeñado las mujeres en la historia es a través del arte”.

María José López

Tags:

Novedades en Septimovicio



Tags populares