Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

Anna Biller: "Elaine cree que, si quieres amor, tienes que dar amor"

Los rayos de sol traspasaban el agua de la piscina. Pequeños reflejos brillantes destellaban sobre su superficie y el calor apretaba ese mediodía. Anna Biller, con mirada atenta y cercana, nos recibió con una gran sonrisa para refrescarnos con sus amables respuestas

Publicado: 17/07/2017

Cuando tuve la oportunidad de entrevistarte en 2007 en el Festival de Gijón, te pregunté por tus próximos proyectos y me comentaste que estabas trabajando en un melodrama con una bruja, donde los hombres iban a sufrir mucho. ¿Por qué has tardado tanto en sacar adelante este proyecto?

Estuve trabajando en la promoción de 'Viva' durante 2 años, llevándola a varios festivales e intentando encontrar distribución. Para este proyecto he estado dos años escribiendo y he tardado cinco años en producirla y realizarla.

En el film vemos referencias en el apartamento, en la salita del té, en algunos conjuros que se realizan, etc. ¿Qué referencias literarias, de pintura o bien de cine has tenido a la hora de realizar el film?

La sala del té, por ejemplo, viene de una experiencia en la que una amiga me llevó a una, donde un grupo de mujeres vivían esta especie de fantasía, con vestidos de época y grandes sombreros. Podían incluso escoger su propio tipo de taza en la que beber su té. Ese lugar era una especie de fantasía de niñas y quería reproducir esta experiencia. De modo irónico me río de esas mujeres que desean ser esas preciosas princesitas en las bodas, o ser la dama de honor. En la película me río de los hombres, pero también de estas fantasías femeninas.

También haces referencias a la literatura y al siglo XVIII. ¿Fue ésta la culpable de que existieran los libros de amor romántico y que además el amor se considere peligroso?

Me interesa hablar del amor desde un punto de vista más personal. El film habla de una persona que vive sin amor. Se podría decir que se parece al personaje de Marilyn Monroe, que creció de pequeña sin recibir nada de cariño ni amor, y a medida que se hizo mayor usó su sexualidad para intentar conseguir ese amor. Pero lo único que consiguió fue atención sexual y dentro de ella se generó un malestar que acabó alcanzando un punto de enfermedad.

¿Por qué has escogido esta estética setentera, que se ve reflejada en el casting, los colores o la música, y luego nos sorprendes mostrándonos un móvil o un coche moderno?

No estaba intentando generar una estética de los sesenta, simplemente quería hacer que la película tuviera un aspecto atractivo y potente.

Me gustaría saber cómo te documentaste sobre el tema de la brujería, la wicca y los rituales que se muestran en la cinta. ¿Has estado en alguno de estos grupos o simplemente te documentaste?

Leí muchísimos libros sobre el tema y en foros online aprendí a partir de muchas conversaciones que me iba encontrando. Pero también hablé con mujeres que actualmente practican brujería. Estuve en varios rituales, e incluso en algunas clases. Además de que también tengo amigas que son brujas.

¿Nos podrías explicar cómo fue el proceso de casting? ¿Qué buscabas en los actores? ¿Cómo los encontraste?

Fue bastante tradicional. Puse un anuncio donde muchos de los agentes miraban y enviaban fotografías, y recibí miles de instantáneas. De ellas hice una selección y realicé pruebas, y de los que me gustaron repetí. Además en Los Ángeles hay esa suerte de que hay muchísimos actores, existe una posibilidad de selección enorme. Si estás buscando un personaje con una mandíbula cuadrada para encarnar al policía lo puedes encontrar, cualquier cosa que estés buscando es fácil de hallar. La mayoría de los actores está empezando y están contentos de trabajar en un proyecto aunque sea de bajo presupuesto. Después de terminar de rodar la película, supe que Griff fue modelo de portadas de novelas de romance.

Me sorprende que tanto los personajes masculinos como femeninos, como ya sucedía en 'Viva', tienen un comportamiento muy exagerado en la forma de actuar. ¿Por qué esta apuesta por la teatralidad?

De hecho yo no dirigí a los actores para que actuaran de esa manera. Ellos llegaron e interpretaron los personajes así. Fue decisión de ellos a partir del guión. De todas formas a mí me parece que las interpretaciones son bastante naturales e interesantes. Me parece que hoy en día la interpretación de los actores es demasiado pequeña, todo se basa en gestos demasiado pequeños.

Cuando escribiste el guión, ¿tenías pensado desde un principio que iba a existir un personaje, en este caso el sargento Griff, que fuera el contrapunto de la bruja Elaine? A lo largo del film la protagonista se encuentra con varios hombres que caen rendidos a sus pies pero, en cambio, Griff da la sensación de que es su adversario.

Sí, efectivamente. Todo el guión parte de ese conflicto entre esos dos personajes, un hombre que no puede amar y dar amor, y una mujer que no consigue ser amada.

Vemos que en los créditos aparece tu nombre en la dirección de la película, el guión, el decorado, el vestuario, la música, etc. ¿No te sientes agobiada al tener tanto cargo? ¿O bien te sientes segura teniendo el control de todo?

En la preproducción lleva tiempo encargarse de todas estas cosas, pero también es algo que me relaja, porque me gusta coser y me gusta construir todo el atrezzo. Lo único que en el momento de dirigir es más difícil, porque tienes que estar pendiente de todo. Aquí ya es más complicado, porque lleva más tiempo, y quizás en este aspecto es donde más me estreso.

Alicia Escribano

Tags:

Novedades en Septimovicio



Tags populares