Septimo Vicio - El cine visto desde otros t iempos

Betty Boop y su Boop Boop a Doop

La distribuidora norteamericana Olive Films publica 'Betty Boop: The Essential Collection', dos volúmenes remasterizados a partir de los originales en 35mm de Max Fleischer.

Publicado: 08/10/2013

Inspirada en la actriz de época Helen Kane, Betty Boop supuso el ideal de la chica 'flapper' como sustituto del estilo crepuscular de las 'gibson girls'. Aunque fue creada en 1926 por Max Fleischer para sus célebres 'Talkartoons', apareció por primera vez en su esbozo primigenio en la serie 'Dizzy Dishes'. Esta muñequita animada maduró poco a poco, y seis años después de su inclusión en pantalla, ya estaba totalmente dotada de formas para convertirse en un icono sexual, que se idolatra incluso en nuestros días gracias a una mercadotecnia que pone el punto de mira en la sensibilidad adulta. Tanto es así, que la distribuidora norteamericana Olive Films publica en DVD y Blu-ray 'Betty Boop: The Essential Collection', volumen 1 y 2, una remasterización a partir de los originales en 35mm; y, recientemente, el festival de cine mudo de Pordenone dedicaba una retrospectiva al inventor de la técnica rotoscópica. La popularidad del personaje pilló a Paramount por sorpresa, pero no tardaron en rentabilizarla desde octubre de 1931 hasta la fecha.

La animación más femenina mostró su verdadero talento en el corto 'Minnie the moocher', acompañada por la orquesta de Cab Calloway y sus famosos juegos de 'scat'. Se revelaba como una mujer sexual, pese a que oficialmente siempre se defendió su minoría de edad. La cinta cuenta con alguna secuencia memorable, como el popular baile de la morsa (una rotoscopia de Calloway), y se sugieren los orígenes judíos de su familia. Pero sería en la pieza 'Bamboo isle', con una danza hawaiana y su contoneo de caderas, donde la 'cartoon' desplegaba un sex-appeal fatal, digno de escenas cuartelarias como el desembarco/embarco de las conejitas 'playboy' en 'Apocalypse Now'. También como bailarina de hula y luciendo el mismo collar lei, tuvo un cameo en el primer episodio de 'Popeye'. Esta jovencita que vestía minifalda, usaba liguero y cabello a lo 'bob cut', que a menudo era objeto de deseo, siempre conseguía mantenerse a salvo con alguna ayuda gentil. En 'Boop Boop a Doop', después de ser rescatada de las garras del villano por Koko el payaso, le susurraba al oído unas palabras ya legendarias: “¡no pudo quitarme mi 'Boop Boop a Doop'!”. Además adoptó un acento sexy de Brooklyn que volvía locos a los hombres.

Mientras el lanzamiento del DVD se ha demorado una y otra vez a lo largo de una década (la desaparecida Republic Pictures Home Video editó los cartoons en VHS y LaserDisc tiempo atrás), en Internet proliferan clips de baja calidad. Sin embargo, hay otros muchos cartoons del archivo que aún no han visto la luz: 'The Talkartoons', los cuales dieron a Betty su primera exhibición pública; 'The Color Classics', la apuesta de Fleischer para competir con las 'Technicolor Silly Symphonies' de Walt Disney; y los cortos de la década de los 20 protagonizados por Koko el Payaso. Afortunadamente, muchos de los cortos de Koko están disponibles, y también los primeros experimentos sonoros realizados junto a Dr. Lee DeForest.

María José López

Tags:

Novedades en Septimovicio



Tags populares